Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2009

A distancia...

Imagen
Todo acabo sin empezar
Se decretaron leyes con artículos
Difíciles de cumplir,
El amor a distancia
Ofreció un contrato
Con cláusulas absurdas
Y daba un salario
Que no cubría ni una sola deuda,
Los besos eran a crédito,
Las caricias a imaginación,
Dadas con la mano del consuelo
Y si se corría con suerte,
Por un prestamista a plazo fijo
Que cobraría intereses
Cuando recibiera un NO.
Firmamos a ojos cerrados,
Creyendo sobrevivir…
Evité todo gasto extra,
Le cerré al destino toda puerta,
Deje de sentir para no entrar en banca rota
Para cumplir las condiciones al pie de la letra;
Creyendo que pasabas por la misma agonía…
Cuando nuestro contrato
Nada más te dio un simple beneplácito,
Pues recibes besos al contado,
Obtienes caricias reales,
No pagas ni un porcentaje de interés,
Ni sufres demencia por ausencia…

Firmar a ciegas me hizo pendeja,
Y lleno de ilusiones tontas mi cuenta,
Hoy busco excusas para presentar mi renuncia,
A una espera que nunca supe si valió la pena!

Mariela Reneé García Vélez
Junio 29, 2009
15:30 horas

...Sin Ti...

Imagen
Y con un cigarro
Vuelve la inspiración en mí,
Creyendo que tú estas aquí;
Con una lágrima fallida,
Suspirando por los viejos recuerdos,
Anhelando un nuevo beso
Viviendo cada segundo la realidad… sin ti.

Con un cigarro…
Llueve sobre mojado,
Cada momento,
Cada caricia que sólo revive en sueños,
Tus labios recorriendo mi cuerpo,
Cuerpo que te anhela
A cada minuto transcurrido,
En esta vida… Sin ti.

Con un cigarro,
Mi alma se desgarra,
Con un amor que mata en la distancia,
Que obligada calla,
Porque tú a otra das,
Lo que yo he soñado,
A cada hora desde el instante que te perdí,
El tiempo me ha enseñado a vivir… Sin ti.

Con un cigarro,
Presumo olvidarte… recordándote,
Cada día constante,
Formando años de intentos de olvido
Donde cada latido,
Ahoga en suspiros
Todo un amor
Que hoy tengo que vivir… Sin ti.

Mariela Reneé García Vélez
Junio 15, 2009
18:27 horas

Ignorando mi agonía

Imagen
Faltan dos minutos para las diez,
Me dirijo a tomar una taza de café,
Enciendo un cigarro,
Y me imagino como sería mi vida a tu lado,
Lo que nunca ha pasado…
Me miras y me dices “Te amo”,
Sonrío, y besas mis labios,
Un beso, tibio, dulce que confiesa
El amor no imaginado…
Cuarenta y cinco minutos después de las diez,
Termino mi taza de café,
Viendo por mi ventana la lluvia caer,
Suspiro y sonrío,
Por el sueño que jamás he vivido…
Te miro y te digo:
“Amor, eres lo que a mi vida da razón”,
Te beso, y descubres que mi corazón late nervioso,
No cree que al fin somos dos,
Los que viven esta maravillosa unión…
Dos horas después…
Media noche ya es y no ha dejado de llover,
No puedo dormir,
Y me imagino una tarde de abril,
Donde el deseo corrompe nuestros cuerpos,
Humedeciéndonos la piel,
Acariciándonos cada rincón de nuestro ser,
Nuestra lujuria nos lleva a una explosión intensa,
Dónde el único pecado es amarnos hasta extasiarnos,
Nos decimos “Te amo”,
Alcanzando la cima donde sólo un verdadero amor ha llegado,
Tus caric…

¿Qué sientes por mí?

Imagen
Es difícil interpretar lo que sientes, no sé si es cariño, no sé si es amor, O simplemente es deseo, acompañado por la pasión.
Recuerdo tus besos, algunos de ellos eran tiernos, recuerdo tus caricias, algunas de ellas eran expresivas, pero tímidas en el intento; recuerdos que son el alimento de mis versos, que sumerjo en este amor que me quema por dentro...
Me encuentro lejos, y amarte es mi respiro del día a día, si tan sólo supieras, que un simple "Te quiero" puede despertar en mí, las fuerzas que necesito para vivir con la ausencia de ti; si supieras que un "Te amo", puede devolverme la esperanza de volver junto a ti.
Sabes que regreso, muy pronto de hecho, pero me domina el miedo... El temor de que cuando llegue ya no estemos juntos de nuevo... Seme sincero, dime si seremos el final feliz de nuestro cuento, Te amo, ¡Y sabes que no miento!
Mariela Reneé García Vélez Junio 8, 2009 18:37 horas

...Adiós Amor...

Imagen
Hola…
Disculpa que te moleste,
No es mi intención hacerlo,
Alguien que amo me pidió
Que te entregará esto:

"Ha pasado tiempo desde que te dije adiós,
No prometí olvidarte,
Pero tampoco he dejado de recordarte,
Y en mis sueños aún te veo,
Pero estás muy lejos…
Hasta en ellos te estoy perdiendo…
Es inevitable el dejar de amarte;
He ahogado el “Te amo” en un inconsolable llanto,
Que sólo se manifiesta en silencio,
Pues ya no soy capaz de intentar una lágrima,
Por el dolor que me provoca el sólo hecho,
De pensar el adiós eterno...
Mis esperanzas se han ido secando,
En este desierto de recuerdos,
La lluvia se ha hecho ausente,
He luchado contra el viento seco,
Tormentas y noches frías… Sola, insistente.
Y aunque Dios me ha hecho fuerte
Y me ha mantenido viva,
Poco a poco me desvanezco,
Me estoy muriendo…
No tiene sentido una respuesta,
No quiero lamentos, ni arrepentimientos,
Solo quisiera saber…"


Esas fueron sus exactas palabras antes de morir,
No pudo terminar su pregunta,
Los “Te amo” no dichos,
Le provocaro…