junio 29, 2009

A distancia...


Todo acabo sin empezar
Se decretaron leyes con artículos
Difíciles de cumplir,
El amor a distancia
Ofreció un contrato
Con cláusulas absurdas
Y daba un salario
Que no cubría ni una sola deuda,
Los besos eran a crédito,
Las caricias a imaginación,
Dadas con la mano del consuelo
Y si se corría con suerte,
Por un prestamista a plazo fijo
Que cobraría intereses
Cuando recibiera un NO.

Firmamos a ojos cerrados,
Creyendo sobrevivir…
Evité todo gasto extra,
Le cerré al destino toda puerta,
Deje de sentir para no entrar en banca rota
Para cumplir las condiciones al pie de la letra;
Creyendo que pasabas por la misma agonía…
Cuando nuestro contrato
Nada más te dio un simple beneplácito,
Pues recibes besos al contado,
Obtienes caricias reales,
No pagas ni un porcentaje de interés,
Ni sufres demencia por ausencia…

Firmar a ciegas me hizo pendeja,
Y lleno de ilusiones tontas mi cuenta,
Hoy busco excusas para presentar mi renuncia,
A una espera que nunca supe si valió la pena!

Mariela Reneé García Vélez
Junio 29, 2009
15:30 horas

No hay comentarios.: