marzo 10, 2010

Mi Subconsciente


No encuentro las palabras correctas
Para poder expresar lo que intento decir
Desde hace mucho tiempo atrás
Saben… Mi país se ha construido en base de fantasías, ilusiones quizás…
Y mi subconsciente lo gobierna con perplejidad…
Mientras mi cuerpo descansa de las actividades del mundo real…
En su gobierno dicta sueños imposibles de realizar,
A veces dicta indicios para que analice al momento de despertar,
Disfruta infundiéndome miedos y darme sueños de oscuridad…
Porque mezcla mis recuerdos con mis más sinceros anhelos,
Para apostarlos a la vida… Su juego de azar…
En su discurso político… (Como buen gobernante)…
Ofrece cambios radicales,
Y enseña el que decir en momentos cruciales,
Desde mentiras disfrazadas de verdades
Hasta excusas justificadas por viejas heridas letales…
Como buen patriota, demuestra su amor
Con el Himno Nacional el cual varía
Según mí estado emocional…
Y lo canta a la imagen que tiene como bandera
Según el recuerdo que haya acontecido
De lo que sucedió durante el día…meses…años transcurridos…
Del orgullo de su gobierno,
Nacen suspiros…
Algunos de amor y otros de dolor…
Amor del imposible, del no correspondido
O de aquel amor que surgió de lo puro y verdadero
Que en algún momento se perdió…
Dolor del que causa desprecios por satisfacción
De palabras sin razón, de aquel que causa algún ser humano por temor…
O de aquella verdad relativa que de alguna manera se demostró…
Y en mis intentos de buscar las palabras correctas
Para poder expresar lo que intento decir
Desde hace mucho tiempo atrás…
Se llegan a confrontar dos realidades…
Una es el orgullo y de su mano viene la dignidad…
Y otra es la desesperación por encontrar la felicidad…
Y entre discusiones de querer tener la razón
Llegan al acuerdo de permitir decir
Justamente lo necesario para no delatarse en lo crucial…
Y en este país que ha crecido en base de fantasías, ilusiones quizás…
Mi subconsciente ha recurrido actuar
Según el día, meses, años transcurridos…
Y decretó mantener la esperanza
Únicamente si se demuestra el mismo deseo de ilusión…
Pero si la soledad acompaña a ese intenso anhelo
Se le sentenciará al olvido…
Y si las coincidencias o casualidades del destino
Irrumpen en su sentencia
Debe de sobre vivir la demencia a efecto de ésta…
Y si se ve necesario expresar sentimientos disfrazados en palabras
Que sea en versos según el sentimiento de la ocasión…

Despierto y analizo el decreto…
Es cierto, no puedo decir las palabras correctas…
Pero puedo escribirlas de mi puño y letra
De hecho ya están escritas en más de cincuenta versos…
Y todo se resume en el sueño de ser feliz,
En la intención de amar y ser correspondida…
En reír por llorar…
O simplemente llorar de felicidad…
Pero jamás volver a derramar una lágrima por un amor fugaz
Porque sé que el verdadero llegará
Y se mostrará con un indicio…
Quizá con una estrella fugaz o simplemente con la sencillez de un beso…
Aquel beso que se siente sin necesidad de rozar los labios,
El beso que se siente con el cosquilleo que provoca verle…
¿…Y cuando llegará…? ¿…Cómo será…?
Eso seguirá siendo un misterio como siempre…
Solamente se sabrá…
Cuando Él lo crea conveniente…

Mariela Reneé García Vélez
Marzo 10, 2010
16:44 horas

No hay comentarios.: