julio 30, 2010

¿Cómo..?


¿Cómo se mata un sentimiento?
¿Cómo se ahoga en silencio sin sentir aquel dolor que te quema, que te consume?
¿Cómo lo ignoras?
¿Cómo te haces sordo a sus clemencias de gritarlo a los 4 vientos antes de que muera?
¿Cómo se le ignora?
Recuerdo que no existía,
Era una mujer tranquila,
Que vivía mí día a día sin ese temor
De sentir un dolor a causa de un simple hermoso sentimiento,
Que nació al verle después de un tiempo,
Donde yo le fui desapercibida
Y lo confesé en un sueño...
Y cuando intente decirlo...
Ya era demasiado tarde...
Aunque me seguí negando al sentir,
Mi alma entristeció y mi semblante cambio,
No he comido lo suficiente,
Mi cuerpo se ha debilitado
Y mi corazón llora sangre,
En silencio para que nadie lo note…
Llora sus desilusiones...
Y menciona su nombre,
Intenta razonar en lo irrazonable,
En lo que ya no tiene esperanza y Dios se vuelve mi fuerza, y mi raciocinio...
En Él encuentro la luz ante esta oscuridad que intenta consumirme...
Pero Dios que es fuerte,
Pelea contra ella y la ataca con días de sol para iluminar mi camino ante esta ceguera,
Con lluvia para lavar mis lágrimas silenciosas,
Con viento para llevarse las cenizas que se generaron tras este desamor extraño...
Su fuerza alimenta mi amor propio,
Mi intuición me dice que me prepara para mi cambio trascendental;
Quizás por eso me atreví a extrañarlo…
Incluso a necesitarlo en los días que me quedan con 25,
Pero ahora será una lucha para olvidar
Y así al amanecer del próximo 23 de agosto
Volver a nacer cuando empiecen mis 26...
¿Como se morirá este sentimiento?
¿Como se ahogará?
¿Como se consumirá a cenizas?
Aún no lo se...
¡Pero estoy segura que lo lograré!
Dios será mi fuerza,
Y viviré de su corazón mientras repara el mío,
Pues aun tengo la esperanza de amar otra vez...
Y se que Él lo sabe y lo quiere también,
De lo contrario Él me hubiese dejado fallecer
¡Cuando ame y no me amaron la primera vez!

Mariela Reneé García Vélez
Julio 30, 2010
19:30 horas

1 comentario:

Anónimo dijo...

Nunka dejas de amar a una persona,Solo aprendes a vivir sin ella