septiembre 22, 2010

En días como estos...


En días como estos,
En días como aquellos
Extraño sobremanera:
Tu risa, tus berrinches, tu cariño persistente…
Y sobre todo tú presencia en cuerpo y alma…
Aunque no estés aquí conmigo,
Aunque no estés allá con ellos,
Sigues viviendo en recuerdos...
Perdona si te altero o intranquilizo tu sueño,
Pero es difícil creer que ahora solo te veo en sueños...
Te quise, te quiero, y te querré por siempre...

“En días como estos,
En días como aquellos,
Extraño sobre manera:
Su risa, algunos berrinches, el amor de familia, mis amistades…
Y sobre todo el beso de mis padres al acostarme,
Y las locas ocurrencias de mi hermana a cada instante…
Aunque ya no este contigo ni con ellos…
Me alegra saber que aun existo en recuerdos…
No me alteras ni intranquilizas mi sueño,
De hecho sabía que al dormirme existirían momentos como estos,
Por eso me dan permiso de vez en cuando visitarlos en sueños…
Los quise, los quiero y los querré por siempre
Y los volveré a ver cuando su momento llegue…”

Extrañarte será siempre algo inevitable
Buscarte será siempre algo inalcanzable...
Porque existirán veces que lograr verte en sueños
No será suficiente para mí y para ellos…
Perdónanos por exigir…
Pero nos cuesta aprender a vivir sin ti…

“No les pido que aprendan a vivir sin mi,
Solo les pido que comprendan porque me fui…
A mi también me dolió mucho separarme de ustedes
Y por ser puntual a mí cita,
Me brindaron el privilegio de volar a través de un suspiro sincero
Y calmar el llanto de algún recuerdo que se ahoga en dolor,
Con la mejor de las risas que tiene el anhelo…
También comprendo que será difícil acostumbrase a mi ausencia
Como comprendo el enojo manifestado en preguntas llenas de ira,
A las que no encuentran respuesta…
Solo les pido que perseveren para encontrarla…
Vivan lo hermoso que les quede por vivir…
Recuerden que vida que se comparte hay solo una
Y precisamente esa es la que ayuda a renacer en el mundo sin fin…
Porque gracias a ustedes y a lo hermoso que viví
Desperté en el mismo paraíso que dejé aquel viernes
Veinticuatro de septiembre cuando los conocí por primera vez…”

En días como estos,
En días como aquellos
Extraño sobremanera:
Tu risa, tus berrinches, tu cariño persistente…
Y sobre todo tú presencia en cuerpo y alma…
Aunque no estés aquí conmigo,
Aunque no estés allá con ellos,
Sigues viviendo en recuerdos...

“En días como estos,
En días como aquellos,
Extraño sobre manera:
Su risa, algunos berrinches, el amor de familia, mis amistades…
Y sobre todo el beso de mis padres al acostarme,
Y las locas ocurrencias de mi hermana a cada instante…
Aunque ya no este contigo ni con ellos…
Me alegra saber que aun existo en recuerdos…
Los quise, los quiero y los querré por siempre
Y diles que los veré en un futuro, pero no lejano sueño…”

Mariela Reneé García Vélez
Septiembre 22, 2010
15:35 horas

…Antes de irte, y yo que despierte…
Quería decirte…
Sonó el despertador a la misma hora de siempre, faltando diez minutos para las 6:00 AM. Desperté e inmediatamente pospuse el reloj para algunos minutos después; cerré mis ojos de nuevo para ver si aun estaba en mi sueño…
Y ella seguía aquí, me vio con su mirada de picardía, y con una sonrisa risueña me preguntó con aquella vocecita que siempre la identificó: -“¿De casualidad no se te olvido decirme algo muy pero muy importante?”-yo sonreí y le dije lo me faltó por decir… -¡Feliz Cumpleaños!-. De regalo ella permitió que le diera un abrazo…
Se lo dí tan estrecho como pude y al separarme de ella, desperté…
Justo en ese momento el despertador sonó otra vez, el intenso sol golpeó mi vista adormitada y mis manos tuvieron intenciones de cubrirla, fue cuando me dí cuenta que en mi mejía corría la lágrima inevitable que me ayudó a creer que realmente estuviste aquí.

Dedicado a mi prima: Miriam Cristina Ordóñez García *24/09/1993 + 26/05/2009
Y también para aquellos que han perdido a un ser amado a tan temprana edad por causa de alguna enfermedad mortal.