enero 23, 2012

Rosa Pastel

Si la vida fuera rosa pastel: no habría delincuencia, ni una gota de violencia, no se conocería la pobreza, ni niños con hambre, ni muertes a causa del Cáncer o el VIH.  La fidelidad sería ley cuando el amor verdadero llega por primera vez.  No existiría gobierno corrupto, y el narcotráfico no tendría ni voz ni voto en alguna decisión ni sería el principal autor de vicios y prostitución, y toda familia sería perfecta sin problemas de separación.

Si mi vida fuera de rosa pastel: tendría el trabajo perfecto, un novio sacado de un cuento, un cuerpo de modelo, no tendría deudas, una familia sin problemas, no sentiría el vacío en el corazón y jamás habría llorado por amor, no hubiera tomado una difícil decisión, habría escrito la perfecta canción y el mejor poema de amor y sería una excelente cocinera, como esas de televisión.

Hoy la vida no es perfecta, delincuentes nos acechan, la violencia esta al salir de la puerta, hay desnutrición infantil en todo el mundo y mueren por cáncer tal vez tres personas por segundo.  La fidelidad no es una ley, si no un compromiso con quién te acompaña para no hacer daño ni ser lastimado.  Del gobierno no hago comentarios, pero tengo la esperanza de que este año se note el cambio.  El narcotráfico seguirá sometiéndose y es el principal autor de los vicios y la prostitución.  Y algunas familias se rompen por alguna discusión, por abuso o simplemente porque ya no hay amor.

Mi vida no ha sido perfecta, tengo el trabajo que necesito con la capacidad de emprenderlo; nunca he tenido un novio sacado de un cuento, aunque no pierdo la esperanza de tenerlo, no importa que no sea perfecto, solo quiero que me ame como a nadie, sabiendo que no soy la mujer perfecta, pues no tengo un cuerpo de modelo, pero sí un corazón lleno de amor y con eso me defiendo.  Como todos, tengo deudas hasta de conciencia; una familia loca, con pros y contras, pero feliz, tengo un vacío en el corazón a causa de una desilusión y vaya si no he llorado por amor, he tomado la más difícil decisión, y tal vez no he escrito la perfecta canción ni el mejor poema de amor, pero tengo 100 versos de desilusión, patético ¿no?
Y ser una excelente cocinera, la verdad no es mi principal aspiración.

Al final cada quien pinta su vida según el rosa que quiere, algunos son pardos, otros pasteles… Depende de mí el color que adorne mi alrededor, y como todo paisaje, habrá un gris depende del clima que regale El Creador y estoy segura que lo adornará con un arcoíris que calmará mi corazón.

Mariela Reneé García Vélez
Enero 18, 2012
14:30 horas

No hay comentarios.: