junio 05, 2014

Tres


Me bastaron tres cervezas para comprender
Que no tengo mi cuento de princesa;
Tres cigarros para descubrir que me falta un suspiro;
Y tres fantasmas que visitaron mi guarida,
Irónicamente a darme serenidad en un respiro...
Tres canciones de Arjona,
Tres testimonios de Pausini,
Tres amores perdidos:
Uno incumplido,
Otro fallido,
Y otro que mi hoy intenta comprender
Por qué a veces no encuentra sentido…

Tres pesadillas:
Mi madre a punto de morir,
Un cáncer que mato una ilusión quinceañera de vivir,
Y una pérdida que se dio por miedo al desperdiciar mi libertad...
Tres décadas de alegrías y tristezas,
Tres deseos he pedido por cada apagada de velas;
Tres sueños le he pedido a las estrellas;
Y sin pedirlo, la vida me dio a tres pendejos:
Que me enseñaron a contemplar la mierda,
Para que después supiera valorar al que viniera a enseñarme amar de verdad…

Hace tanto tiempo que no escribía de mi puño y letra
Y escojo un tema que me hace poner los pies sobre la tierra,
Para que enfrente la realidad
Que estoy próxima a los treinta
Y no soy quien quiero ser,
No tengo lo quiero tener,
Y no soy madre de tres;
Tres… un número que al parecer
Es el número perfecto de Mariela Reneé:
Isabel, Reneé y Sebastián André (al fin le puse nombre a los tres)…

Y ya que me encuentro escribiendo palabrerío
Que expone una parte del lado oscuro de mi vida,
Aprovecho el momento para exigir que se cumpla en mi realidad
Lo que vivo en mi mundo paralelo:
Quiero mi cuento de hadas,
Quiero tres vidas en mí,
Quiero tres razones por las que tenga que seguir aquí,
Quizás quiero tres décadas más pa’ vivir,
Y quizás tres deseos antes de morir.

Y aunque esta analogía ya es lo suficientemente clara,
Afirmo:
Que tengo treinta años en el planeta tierra,
Tres décadas de soñar un amor de princesa
Con los detalles de un romance de época,
Tres décadas de tener una dosis decente de rebeldía, berrinches y picardía,
Tres décadas de ser una soñadora empedernida;
Tres décadas de ser hermana, amiga y mujer…
Mujer que quiere que tomes su mano
Y que le des lo que su corazón tanto anhela…
Tres vidas en su vientre y un amor sin que muera.

Mariela Reneé García Vélez
Mayo 23 2014
22:45 horas

No hay comentarios.: